Hígado Graso

Un enemigo que es bastante silencioso ¡Cuidado! presta atención a tu cuerpo

¿Qué es la enfermedad por hígado graso?

La enfermedad de hígado graso no alcohólica (EHGNA) es una afección en la cual se acumula exceso de grasa en el hígado. El hígado graso no relacionado con el alcohol y la esteatohepatitis no alcohólica son tipos de EHGNA. Si el paciente tiene EHNA, tiene inflamación y daño hepático, junto con grasa en el hígado.

¿Qué causa el hígado graso?

Existen varios factores que pueden causar o contribuir para desarrollar hígado graso:

  • Obesidad: la obesidad, en general, causa inflamación de grado bajo que puede promover la acumulación de grasa en el hígado. Se estima que del 30% al 90% de los adultos con sobrepeso tienen EHGNA y la afección está aumentando en niños a causa de la epidemia de la obesidad.
  • Exceso de grasa abdominal: las personas con un peso normal pueden desarrollar hígado graso si tienen “obesidad visceral”, esto significa que tienen mucha grasa alrededor de la cintura.
  • Resistencia a la insulina: se ha demostrado que la resistencia a la insulina y los niveles altos de insulina aumentan la acumulación de grasa en el hígado en personas con diabetes tipo 2 y síndrome metabólico.
  • Ingesta elevada de carbohidratos refinados: la frecuente ingesta de carbohidratos refinados promueve la acumulación de grasa en el hígado, especialmente cuando personas con sobrepeso o resistentes a la insulina los consumen en cantidades elevadas.
  • Consumo de bebidas azucaradas: las bebidas azucaradas como las sodas y las bebidas energéticas son altas en fructosa, que ha mostrado ser la causa de acumulación de grasa en el hígado en niños y adultos.

Síntomas del hígado graso

Los médicos a veces llaman a la enfermedad del hígado graso una enfermedad silenciosa. Esto se debe a que es posible que una persona no experimente ningún síntoma, incluso a medida que avanza la enfermedad.

Sin embargo, la enfermedad del hígado graso puede agrandar el hígado. Cuando esto ocurre, puede causar dolor o malestar en la parte superior derecha del abdomen, que es el área entre las caderas y el pecho.

Los primeros síntomas pueden incluir:

  • pérdida de apetito
  • sentirse enfermo o vomitar
  • pérdida de peso
  • cansancio

Prevención y cambios en el estilo de vida

Hacer cambios en el estilo de vida es un punto muy esencial para tratar la enfermedad del hígado graso.

Los cambios en el estilo de vida pueden incluir:

  • abstenerse del alcohol
  • seguir una dieta balanceada
  • elegir porciones más pequeñas
  • hacer ejercicio regular

Seguir una dieta balanceada y porciones más modestas puede ayudarte a mantener el peso adecuado.

Los alimentos naturales que pueden ayudarte a prevenir el desarrollo de Higado graso incluyen ajo, café, puerros, espárragos y probióticos. Se deben elegir cereales integrales y comer una amplia variedad de frutas y verduras.

Se debe tratar de evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, carbohidratos refinados o azúcar.

RECUERDA QUE... Los cambios en nuestro estilo de vida pueden salvarte y es sencillo si con solo seguir una dieta saludable, aumentar la actividad física puede reducir el exceso de grasa en el hígado y disminuir el riesgo de progresión a una enfermedad hepática más grave.