Reduce la inflamación con tu dieta

En los últimos años, cada vez hay más evidencia que la inflamación crónica subyace a muchas dolencias que los expertos llaman las “enfermedades de la civilización”, también conocidas como enfermedades del estilo de vida, como las enfermedades cardíacas y el cáncer. Ahora también es evidente que un factor específico y significativo probablemente aumente o alivie esa inflamación: la dieta.

¿Por qué ponerle atención a la inflamación?

La inflamación es vital, incluso vital, cuando ocurre en respuesta a lesiones o infecciones. Aparece como dolor, enrojecimiento, hinchazón y calor, lo que significa que el cuerpo está movilizando defensas para restaurar el equilibrio.

Sin embargo, comer una dieta de alimentos altamente procesados, especialmente aquellos basados en azúcar, carbohidratos refinados y aceites de semillas baratos e inestables como el aceite de soja, es una gran razón por la que muchas personas en el mundo desarrollado viven ahora en un estado crónico de inflamación elevada de todo el cuerpo. El azúcar, por ejemplo, aumenta los agentes inflamatorios en el tejido graso llamados adipocinas, y la harina de trigo aumenta los microorganismos inflamatorios en el tracto gastrointestinal.

Elige bien tus alimentos

Evitar los alimentos procesados es solo una parte de la solución. Para reducir aún más su riesgo de enfermedad, recomiendo una dieta que haga hincapié en los alimentos frescos, integrales, las bebidas y las combinaciones de hierbas y especias que apacan la respuesta inflamatoria.

Algunas cosas, como la cúrcuma, una especia utilizada en el curry indio, parece reducir la inflamación directamente, mientras que otras, como los ácidos grasos omega-3 en el salmón capturado en la naturaleza, proporcionan nutrientes protectores que el cuerpo requiere para modular su propio proceso inflamatorio. La mayoría de los alimentos que abogo también mantienen el azúcar en sangre bajo y estable, lo que investigaciones recientes indican que es un aspecto importante de un estilo de vida antiinflamatorio.

La dieta mediterránea es clave

Utilizo la dieta mediterránea como plantilla para mi plan de alimentación antiinflamatorio. Basado en verduras, frutas, granos enteros y pescado, se asocia con una vida larga y saludable y una salud cardíaca. También incluyo alimentos antiinflamatorios destacados como el té verde, que contiene potentes polifenoles.

Conoce los alimentos que te ayudarán

Verduras

ricas en vitamina K y que ofrecen potentes efectos antiinflamatorios y anticancerígenas, las verduras como la col rizada, las berzas, la col china y el brócoli deben ser pilares de su dieta.

Frutos

Todas las variedades son saludables, pero un estudio encontró que las frambuesas negras redujeron la incidencia de ciertos cánceres en animales en un 50%.

Omegas

 El salmón es excelente, pero si puedes encontrarlo, el bacalao negro tiene aún más ácidos grasos omega-3 que domen la inflamación.

Jengibre

Además de tener una potente acción antiinflamatoria, esta raíz ayuda a reducir los gases intestinales y las náuseas.

Lo más importante es que la comida debe saber bien. Nadie, y eso me incluye a mí, se atendrá a un plan de alimentación basado en una cocina insípida y monótona. Afortunadamente, estos alimentos antiinflamatorios son deliciosos y se pueden combinar para hacer algunos de los platos más sabrosos del mundo.

ENVÍANOS TUS DATOS

Nosotros nos pondremos en contacto contigo para ampliar la información sobre nuestros cursos.

¡TE ESPERAMOS!

Centro de Formación

7a. Avenida 3-19 Zona 1

2382-0202

Recibe todos nuestros artículos en tu celular

Toda la información en tu celular

Consejos de Vida

Tips Saludables

Remedios Caseros

Noticias y más